¡Programa 15!

La arquitectura que viene flotará en el aire, estará hecha de nanopartículas que se adaptarán hasta poder transportar una casa en un reloj y será capaz de alimentarnos, transportarnos, diagnosticarnos e incluso curarnos.

O no…

Las últimas aportaciones a la arquitectura vienen de un “menos es más” llevado al extremo y ofrecen una dosis de coherencia como no hemos visto en las vanguardias en décadas.

Quizá tengamos que levantar la cabeza de la pantalla y volver a mancharnos las manos para hacer arquitectura de verdad para gente de verdad.

Así, como idea…

Dadle una vuelta y contadnos cosas.

Enjoy!